Periodismo ciudadano

Es cierto que el modelo de los medios de comunicación, gracias a Internet y la web 2.0, está cambiando: hemos pasado de un modelo de la información jerárquico a uno en el que reportero, lector y editor se encuentran al mismo nivel. Tenemos ejemplos de prensa digital hecha por ciudadanos no periodistas, prensa escrita elaborada exclusivamente con artículos extraídos de blogs, y una gran cantidad de híbridos en los que el ciudadano se ha hecho con el poder de la información. Es el periodismo ciudadano.

Pero, esas piezas de información, ¿son también noticias? ¿Es una persona de la calle un periodista sin ni siquiera haber trabajado en una redacción “de las de toda la vida” y sin tener la carrera correspondiente? ¿Para qué sirven los periodistas licenciados hoy en día?

Hay una gran diferencia entre el periodismo ciudadano y los medios de comunicación convencionales: los medios filtran y luego comunican; el ciudadano comunica y la audiencia filtra. Y esto es así por culpa de la web 2.0 que hace de Internet un sitio con infinita información, pero muy poca seguridad. Los usuarios tienen que ser ahora más crítico con lo que leen y a veces pueden no estar seguros de si eso que leen es sólo un rumor o tiene algún fundamento.

Sabemos que existen periodistas que se dejan llevar por los rumores y no contrastan las fuentes. La figura del periodista está muy dañada, por culpa de unos cuántos que decidieron no hacer bien su trabajo. Pero, aún así, hoy en día los medios de comunicación siguen dando esa seguridad que el usuario (aunque sea de vez en cuando) necesita.

Luis

Anuncios